Contra Goliat.

Todos los que trabajamos en el mundo de la docencia venimos experimentando desde hace años cómo progresivamente se están adjudicando a la escuela cada vez más tareas. Ya no somos exclusivamente transmisores de conocimiento. Se nos exige, además de enseñar, educar, transmitir valores. En una sociedad en la que todo el mundo está muy ocupado (no sabemos muy bien en qué), ya nadie tiene tiempo para educar a sus hijos. Aprendizajes que tradicionalmente tenían lugar dentro de la esfera familiar ahora han sido desplazados al ámbito de la escuela. Bien. Como profesionales de la educación, aceptamos el reto. Pero si esa sociedad que nos adjudica la educación total de sus hijos encima no sólo no colabora, sino que permite que nuestra tarea cotidiana sea torpedeada y virtualmente destrozada con total impunidad, estamos apañados. ¿Catastrofista? Me temo que no. Para muestra, un botón:
Todos conocemos el Barrio de la Coma. Algunos miembros de nuestro grupo han trabajado durante años en él. Como profesionales, todos nos hacemos una idea de lo complejo y difícil que resulta educar en un medio tan poco propicio como ese. Los avances son pequeños y los logros se producen al cabo de mucho tiempo. En los centros educativos del barrio paralelamente al trabajo puramente académico se lleva a cabo una tarea aún más importante si cabe: la de inculcar a los chicos y chicas patrones sociales positivos basados en el respeto, la solidaridad y la honradez. Es difícil, pero como docentes ese es también nuestro trabajo.
Pues bien, llega la tele con sus cámaras (la Sexta, para ser más concretos) y graban un programa sobre La Coma. ¿Qué muestra al resto del país esta cadena? Un barrio donde sinvergüenzas y traficantes de medio pelo hacen ostentación sin ningún rubor de sus pistolas, sus coches y sus drogas. En definitiva, estos “periodistas” suben al altar de la pantalla precisamente a los individuos más asociales e impresentables del barrio. Y de paso, destrozan nuestro trabajo. Porque, ¿qué es lo que han aprendido nuestros chicos y chicas? Que estos individuos son unos triunfadores, porque salen en la tele.
Esto no es más que una anécdota, una nota a pie de página, pero ilustra bien a las claras lo que está sucediendo en nuestro país. Es evidente que existe un conflicto claro entre medios de comunicación y escuela. La misma sociedad que nos encomienda la educación de sus hijos permite que los medios de comunicación desde el enorme poderío de sus plataformas mediáticas propaguen auténticos contravalores basados en la mezquindad, la impunidad y la indolencia. Y cuando se le pide cuentas al respecto, la industria mediática se escuda en la libertad de expresión y en la voluntad de las audiencias. Dos argumentos absolutamente falaces. ¿Acaso estaría justificado retransmitir una ejecución en directo por mor de las audiencias?
La industria mediática se niega a autocontrolar sus productos. Pero lo cierto es que su poder sobre nuestros chicos y chicas es inmenso, porque su capacidad de fabricar arquetipos (que nuestros alumnos admiran e imitan) es escalofriante y, desde luego, supera con mucho la nuestra. ¿Hacia dónde caminamos? ¿Hacia una sociedad idiotizada donde la industria mediática actúe con total impunidad, esparciendo desde sus plataformas cualquier cosa con tal de subir las audiencias?
La resignación no puede ser nuestra respuesta. Es necesario abrir de una vez por todas este debate. Debatir y llegar a conclusiones, al diseño de un modelo de medios de comunicación compatible con los objetivos que la sociedad en su conjunto pretende conseguir en lo que respecta a la formación y la educación cívica de sus hijos. Es necesario que la Sociedad civil tumbe a Goliat.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s