Emprendedores docentes.

Posteado por: Juan Pedro Serrano en: iessecundaria.wordpress.com

Emprendedor es la palabra de moda.

El partido político que todos dicen que ganará las elecciones, el mismo que anda desmantelando escuelas y hospitales públicos allí donde gobierna, que no paga a los farmacéuticos, a las residencias de ancianos, a los proveedores de la administración, que recorta ayudas para la dependencia y se olvida de ordenar a sus correligionarios presidentes autonómicos que controlen la gestión de las cajas de ahorro, cuyos directivos se están forrando a nuestra costa, ofrece tres mil euros a los emprendedores que contraten a su primer empleado.

Mientras, en el instituto en el que trabajo, Jorge dobla su horario laboral cada día, preparando material alternativo para el alumnado que tiene problemas. Izascun diseña planes de trabajo, para conseguir que su tutoría,  un grupo difícil  con el que ha decidido implicarse un punto más allá de lo administrativamente ordenado, se forme, se eduque, y adquiera las habilidades sociales y las competencias necesarias para su desarrollo personal. Muchos otros, con ellos, se esfuerzan a diario por sacar adelante el trabajo con el que se han comprometido: educar ciudadanos.

Son emprendedores, gente inconformista que no se limita a cumplir su horario, que investiga, prueba nuevas vías, diseña proyectos, se implica, se forma, y cada día busca alguna manera de hacerlo mejor.

A ninguno de ellos les va a ofrecer nadie un solo euro más por llegar más lejos de lo establecido. De ninguno de ellos se acordará nadie cuando sus alumnos alcancen sus metas. No serán la cara de esa referencia poco convincente al profesorado en próximos mítines. Nadie dirá de ellos que se sacrifican, que invierten, que luchan, que arriesgan, que pelean muy duro el sueldo que les pagan, el que les recortan, congelan o aplazan.

Serán blanco fácil de gente indignada, a cualquiera de ellos mirarán airados los insatisfechos, algún resentido los despreciará, y habrá quienes digan que son unos vagos y que no merecen lo que se les da.

Pero les conozco, son emprendedores que nunca especulan, no estafan, no engañan. No firman contratos, pero facilitan que a todos, un día, puedan contratar. Son héroes con nombre, que dejan su vida cada día en un aula a cambio de nada, o, a cambio, tan solo, de que les permitan trabajar en paz.

Anuncios